martes, 19 de agosto de 2008

CONCEPTO DE SALUD

Desde la etimología de la palabra "salud", encontramos algunas pistas que nos ayudan a introducirnos en nuestro propósito. "Salud" viene del latín sanitas, y desde el origen hace referencia a "la salud del cuerpo y del espíritu". Tener salud significa tener buen sentido (bon sens.)[1]

La palabra salud no aparece en los escritos históricos hasta aproximadamente el año 1.00 d. C. Griega formulada por Hipócrates(460 a.C.), establece que el bienestar humano era influenciado por la totalidad de los factores del ambiente: hábito, clima, calidad del agua, aire y el alimento.

El concepto de la salud ha ido evolucionando en función del momento histórico, de las culturas, del sistema social y del nivel de conocimientos. En las primeras épocas históricas se creyó, el pensamiento primitivo (mágico-religioso), centrado en la creencia de que la enfermedad era un castigo divino por causa de pecado de los pueblos o familias; pero fue con las civilizaciones egipcia y mesopotámica donde se iniciaron los primeros cambios conceptuales en relación a la salud, pasando del sentido mágico religioso a un desarrollo integral de la higiene personal y pública:

En la civilización Romana el saneamiento del medio ambiente junto con el cuidado del cuerpo era la mayor preocupación sanitaria, interés que se expresa notablemente en el desarrollo de una concepción arquitectónica urbana que prodiga especial cuidado en la disposición de excretas, en los sitios para el aseo personal y la incorporación de conceptos de saneamiento a la vida pública.[2]

El pueblo romano aplicó sus conocimientos de carácter urbanístico a la salud pública, construyendo grandes acueductos para la dotación de aguas como también para el alejamiento de las sustancias de desecho, una gran obra fue la "Cloaca Máxima", obra admirada en la actualidad. En la Edad Media, cuando aparecen las escuelas monásticas, en la Escuela de Salermo, se enseña la medicina hipocrática. Se elaboró un volumen que contenía numerosos consejos sobre higiene. Este sentido se ha mantenido hasta hace algunas décadas.

El esplendor de la época renacentista también tiene su manifestación en el campo de la promoción de la salud, introduciéndose ideas innovadoras que motivaron grandes avances en materia de salud.

En el mundo donde vivimos, en el que la salud es tan importante, la definición del conceptos tiene repercusiones considerables, ya que significa actuaciones y planificaciones diferentes. Como lo presenta la investigadora Marta Talavera en el siguiente ensayo denominado el concepto de salud, definición y evolución[3] plantea que la palabra “salud” tiene tres características muy acusadas que hacen prácticamente imposible encontrar una definición única y universal del término. Esas tres características son que:

a) Puede ser usada en diferentes contextos.

b) Puede ser utilizada partiendo de presupuestos básicos muy diferentes sobre lo que es la salud.

c) Resume muchas aspiraciones ideales en torno al estado de vida que las personas desean alcanzar.

Diferentes Contextos de uso:

▪ Contexto médico-asistencial[4]: está configurado por la actividad y las necesidades de los profesionales sanitarios. En él predominan los objetivos curativos y pragmáticos. Su paradigma de acción es la asistencia médica individualizada a enfermos con alteraciones corporales evidentes. En este contexto el concepto primario es de enfermedad objetiva, diagnosticable por sus signos anatómicos, físicos o químicos. Y la salud tiende a ser concebida negativamente, como mera ausencia de enfermedad.

▪ El contexto cultural de los pacientes[5]: es el que aportan las personas que se sienten enfermas (creen sentirse), en el seno de una determinada cultura. El concepto primario es el de dolencia, interpretada según los estereotipos culturales. Los objetivos sanitarios culturales son la recuperación de la normalidad y de la adaptación que hace posible la vida en una comunidad.

▪ Contexto sociológico: [6]Está configurado por el estudio de la sociedad como un todo integrado. Sus objetivos son la comprensión y la actuación sobre toda la sociedad en conjunto. Se entiende la salud de los individuos como un estado en el que puedan funcionar eficazmente para desarrollar su rol social. La salud será, condición necesaria para el cumplimiento de las expectativas sociales.

▪ Contexto económico[7] y político: [8]Las necesidades económicas y los puntos de vista políticos configuran otro contexto de uso del término “salud”. La perspectiva económica hará ver que la salud es un bien económico, e intentará ponerla en relación con otros factores económicos. Así por ejemplo, la percepción individual de la salud podrá estar en relación con el nivel salarial; y la demanda de asistencia con los precios o con el sistema de retribución a los médicos. Y en el nivel político, la salud será concebida como el fundamento de la libertad, la seguridad, las relaciones internacionales o la estabilidad política.

▪ Contexto filosófico[9] y antropológico[10]: está configurado por alguna concepción global del ser humano. En él se tiende a definir la salud como el estado más propia y específicamente humano, de acuerdo con la idea antropológica que se mantenga. Así por ejemplo, puede entenderse la salud como un estilo de vida autónomo y responsable[11]; o como una capacidad de realización de los valores más específicamente humanos.

▪ Contexto ideal y utópico[12]: está influido por las ideas acerca de la felicidad plena y la calidad integral de vida. Puede llegar a incluir todo tipo de deseos y aspiraciones humanas, incluso las potencialidades superiores y las realizaciones llamadas espirituales.

B ) Diferentes presupuestos básicos[13]. Permiten reconocer diferentes tipos de definiciones de salud en función de su consideración de que la salud es un estado objetivo que puede descubrirse y definirse universalmente con independencia de los juicios de valor o bien que la salud es más bien una construcción histórico-cultural que se elabora y califica según valores culturales y normas sociales. Así tenemos dos tipos de definiciones:

Definiciones neutralistas: Estas definiciones afirman que no hay necesidad de recurrir a los juicios de valor porque la definición de la salud y la enfermedad es una cuestión científica empírica. Con ello manifiestan el punto de vista biomédico según el cual existen ciertos datos anatómicos, fisiológicos o bioquímicos identificables como patológicos independientemente del contexto socio-cultural.

Definiciones normativitas: Mantienen que la salud y la enfermedad son conceptos inevitablemente cargados de valoración sobre lo deseable, lo útil o lo bueno. De modo que, sin hacer alguna referencia a esos valores resulta imposible decidir si un particular estado es de salud o de enfermedad. La salud y la enfermedad sólo podrían ser definidas en el marco de una cultura particular y ciertos estados serían calificados como enfermedades porque en la cultura correspondiente son vistos como malos o indeseables.

c) Distintos ideales sobre Salud[14]: Hay definiciones que intentan aclarar lo que debe entenderse por salud desde el punto de vista de los posibles ideales que genera la idea de salud. Intentan especificar cuántos aspectos deseables en el ser humano deben ser incluidos en el concepto. Y dan origen a definiciones más inclusivas o más restrictivas, según sea mayor o menor el número de componentes de la salud que se consideren indispensables. Así aparecen sucesivamente, definiciones de la salud cada vez más inclusivas. Desde las que sólo contemplan estados físicos hasta las que incluyen estados psíquicos, sociales e incluso espirituales. De este modo se generan cuatro tipos de definiciones, que son:

Definiciones que se restringen a lo estrictamente corporal: son las que tienen mayor tradición histórica. Recordemos que la medicina desde la Antigüedad, ha estado centrada en el cuerpo físico. Según estas definiciones la salud es un estado de bienestar físico y de silencio de los órganos.

Definiciones que incluyen los factores psíquicos: Consideran que el tener un comportamiento adecuado y disfrutar de un bienestar psicológico también deben ser requisitos de la idea de salud.

Definiciones que incluyen los aspectos sociales: Incluyen además la capacidad para llevar una vida socialmente productiva, o al menos poder desempeñar un rol social.

Definiciones ideales y utópicas: Estas definiciones están influidas por las ideas sobre la felicidad plena y la calidad integral de vida. Pueden reconocer todo tipo de deseos y aspiraciones humanas, incluidas las realizaciones llamadas espirituales. En este contexto el concepto de salud llega a adquirir una amplitud máxima. Estas dificultades hacen que tal vez nunca se pueda llegar a definir integralmente la salud porque ninguna definición puede expresar todo lo que el ser humano ansía. Y ningún concepto puede encerrar todo lo que el hombre es capaz de ser y de realizar.

El ser humano está siempre insatisfecho con lo que ya es en un determinado momento, en este sentido el concepto de salud siempre tendrá una dimensión creativa, ideal o utópica, ya que existe la necesidad de formular conceptos operativos que ayuden a diseñar programas de actuación, a tomar decisiones y a evaluar los resultados de las mismas. En vista de todo ello conviene “ir definiendo” la salud en cada situación, de maneras que se adapte a cada necesidad particular, como es nuestro caso[15].

DEFINICIONES DE SALUD[16]

“La salud es la ausencia de enfermedades”. Definición Tradicional.

“ La salud trata de la vida en el silencio de los órganos”. Lediche, 1937*

"La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. OMS, 1946

·● "Salud es un estado físico y mental razonablemente libre de incomodidad y dolor, que permite a la persona en cuestión funcionar efectivamente por el más largo tiempo posible en el ambiente donde por elección está ubicado". René Dubos (1959)

  • “Salud es: Un alto nivel de bienestar, un método integrado de funcionamiento orientado hacia maximizar el potencial de que el individuo es capaz. Requiere que el individuo mantenga un continuo balance y de dirección con propósito dentro del ambiente en que está funcionado. Comprende tres dimensiones: Orgánica o Física, Psicológica y Social: El ser humano ocupar una máxima posición en las tres dimensiones para gozar de buena salud o tener alto grado de bienestar, lo cual dependerá en gran medida del ambiente que lo rodea”. Herbert L. Dunn (1959)*

  • " Un continuo con gradaciones intermedias que fluctúan desde la salud óptima hasta la muerte". Edward S. Rogers (1960) y John Fodor et al (1966)*

  • "Salud es un estado de bienestar físico, mental y social y la capacidad para funcionar y no meramente la ausencia de enfermedad o incapacidad". Milton Terris (1975)*

  • “Salud es una condición de equilibrio funcional, tanto mental como físico, conducente a una integración dinámica del individuo en su ambiente natural y social". Alessandro Seppilli (1971)

  • “La salud es la capacidad de realizar el propio potencial personal y responder de forma positiva a los retos del ambiente”. Oficina regional para Europa de la OMS (1984)

  • “ La salud es aquella manera de vivir que es autónoma, solidaria y profundamente gozosa” Congreso de Médicos y Biólogos de lengua catalana (Perpiñan, 1978)

  • “La salud es aquello a conseguir para que todos los habitantes puedan trabajar productivamente y participar activamente en la vida social de la comunidad donde viven”. OMS, 1997

Estos diferentes contextos del uso del concepto de salud; El cambio más importante tuvo lugar en 1946 cuando La Organización Mundial de la salud en su Carta Magna puntualiza la salud como “Completo estado de bienestar físico, psíquico y social”[17], buscando el máximo bienestar posible para todo por igual e invitando a los Estados a un compromiso en la formulación de políticas de tipo integral que asegure bienestar político, social, cultural, económico y cultural a sus pueblos.

En otras palabras es la invitación que desde 1971 planea BLUM[18], cuyo concepto creemos pertinente, traerlo a colación, plantea que la salud:es la capacidad del organismo para mantener un balance apropiado para su edad y necesidades sociales en las cuales esté razonamiento libre de notoria insatisfacción, incomodidad, enfermedad o incapacidad; comportarse en una forma que promueva sobre vivencia de la especie así como la realización y gozo del individuo” . Se presenta un estado de” balance apropiado” donde el énfasis es puesto en la capacidad del organismo para mantener el balance incluyendo otros factores que influyen en el comportamiento de los individuos tanto colectivo como individual.

Como lo dice Saul Franco[19] en su ensayo la salud en la construcción de la paz[20] el concepto de la salud es entendió en el sentido de bienestar, de vida digna y buena, adecuada calidad de vida para las personas, familias y comunidades de una determinada sociedad, por lo tanto no esta reducido únicamente a la atención médica de las enfermedades y al suministro de medicamentos y servios clínicos hospitalarios, como generalmente en Colombia es entendido y practicado. Los incluye pero de igual manera los trasciende. Además el logro de buenas condiciones de vida y bienestar es producto de decisiones y acciones de los individuos, la sociedad y el Estado.

Se toma distancias de aquellos planteamientos que pretenden atribuir, la responsabilidad exclusiva de la salud a las acciones estatales, como los que creen en la actualidad pretenden dejar en las manos de las opciones de las conductas individuales o de las regulaciones y al trabajo del mercado. Estos nos lleva a entender que la salud tiene afinidad con la tranquilidad no solo de los individuos sino de las comunidades donde habitan, como producto de la garantía efectiva de los principales derechos, en especial el derecho a la vida y con tener satisfechas las necesidades fundamentales mediante el acceso a las oportunidades y servios socialmente construidos.

La salud se ubica así en el territorio de los derechos y en las necesidades. Es decir la salud es en si un derecho social, en íntima relación con el derecho fundamental a la vida; la salud es en si una necesidad humana, relacionada con la satisfacción de otras necesidades de ser humano y de la sociedad. La salud entendida así resulta un concepto diferente pero con buena proximidad a la paz, relacionada con tranquilidad, con buen funcionamiento, con relaciones armónica , con resoluciones negociadas de las diferencias, con condiciones propias para que todos lo miembros de una sociedad determinada puedan sentirse protegidos, respetados y tenidos en cuentas[21].

Desde de lo anterior podremos decir, que la paz es la salud política, producto de una pacto humanizado, de normas y valores compartidos y de condiciones de equidad en la riqueza y las oportunidades. La paz es pre condición para la salud y la salud es pre-requisito para la paz “sin paz no hay salud y sin salud no puede haber paz”[22].

La salud, como hasta ahora lo hemos hecho no como la ausencia de enfermedad, sino en su relación con la vida y la felicidad misma; la salud es la existencia pletòrita – congestión- de cuyo resultado la vida y la actividad del hombre son percibidas por él como un auto desarrollo natural de las características y cualidades esenciales propias de él. El derecho a la salud se convierte entonces en el eje social, en el punto de partida para reafirmar el derecho a la vida: una vida cuanto más larga, cuanto más eficazmente se aprovechen todas las reservas biológicas del hombre y se reduzca al mínimo el efecto patológico[23]; todo esto planteado como reto a todos los que nos interesemos o involucrarse en las búsquedas de soluciones a la difícil situación de la salud de la población, en condiciones de empobrecimiento y exclusión social, como es el caso especifico de las familias en situación de desplazamiento socio político en Colombia.

Lo anterior exigirá de aporte de las instituciones y de los trabajadores de la salud, un trabajo concientizador sobre la concepción de la salud- enfermedad que tienen que ver con la condición de vida, de trabajo, de interacciones sociales, relación armónica con la naturaleza y con la dimensión espiritual y transcendental de los individuos, familias, comunidades y sociedad en general; rescatar aspectos filosóficos fundamentales, como el amor, familia, respecto a si mismo y hacia los demás, promoviendo de esta manera una nueva cultura de la salud[24], donde se rescate una concepción de salud mas amplia que permite ser sujetos y no objetos de las acciones de de vida . [25].



[1] Luis María Flores . Profesor de la facultad de educación, Universidad Católica de chile. http://escuela.med.puc.cl/

[2] Hipócrates, "Aires, Aguas y Lugares", en "El desafío de la Epidemiología. Publicación Científica 505, Organización Panamericana de la Salud (OPS).Pág. 18-19. http://escuela.med.puc.cl/Recursos/recepidem/ParEpidem1.htm

[3] El concepto de salud, definición y evolución. Marta Talavera. http://www.unal.edu.co/medicina

[4] Fue establecido en 1948 por el gobierno Laborista de Clement Attlee.. Otros ejemplos son Medicare en Australia, establecido en la década de 1970 por el gobierno Laborista, y por el mismo nombre Medicare en Canadá, establecido entre 1966 y 1984, la Seguridad Social en España.

http://es.wikipedia.org/wiki/Asistencia_sanitaria

[5]MORIN E. 1995. Sociología. Madrid: Tecnos. Con base en los sistemas que configuran la vida humana (sistema biológico y el sistema cultural) y su condición, la salud, las concepciones de los diferentes grupos humanos coinciden en la idea de complejidad. No se puede entender la salud en términos de elementos separados, porque en ella se incorporan la experiencia de la satisfacción de las necesidades materiales (básicas), afectivas, sociales y espirituales ; las relaciones con el entorno natural y social se influyen mutuamente. La experiencia más completa de salud se alcanza cuando estas dimensiones están bien equilibradas e integradas. http://encolombia.com/odontologia/investigaciones/uam4101-concepto2.htm

[6] . Profesora: Lourdes Lostao Unzu- Rodríguez, J.A. “Sociología de la Medicina y la Salud”. En: Moreno, L. ; Giner, S. comp.). Sociología en España. Madrid : Instituto de Estudios Sociales Avanzados, 1990

La forma en que la sociedad está organizada y estructurada tiene una influencia significativa en el tipo y en la distribución de las enfermedades. Así, analizar la enfermedad o el sistema sanitario sin estudiar su conexión con la estructura social y la interacción social significa olvidar una de las partes cruciales del problema. 1990.http://www.unavarra.es/organiza/eues/asignaturas/A48309.pdf

[7] . En: Martínez FM, Antó JM, Castellanos PL, Gili M, Marset P, Navarro V, ed. Salud pública. Madrid: McGraw-Hill, 1998. La eficiencia económica de la salud lleva asociados el conocimiento del esfuerzo necesario para producir salud, el costo, y la medición de los beneficios que reportan las actividades relacionadas con ella, no solo en términos monetarios, pues en salud esto no es posible siempre, sino también en términos de producto. http://scielo.sld.cu/scielo.php

[8]Dra.María José Blanco Berea,en el marco del Foro de Psicología Forense , febrero de 2005. La elaboración de una política pública sana

La salud ha de formar parte del orden del día de los responsables de la elaboración de los programas políticos, en todos los sectores y a todos los niveles, con objeto de hacerles tomar conciencia de las consecuencias que sus decisiones pueden tener para la salud y llevarles así a asumir la responsabilidad que tienen en este respecto. http://www.hepatitisc2000.com.ar/

[9]Alberto E. Menini 2005. El objetivo de alcanzar la salud, no sólamente corresponde a la medicina sino también a los políticos, a la sociedad y al individuo. En los países en vías de desarrollo, tal es el caso de Latinoamerica, existen varios factores socioeconómicos que son característicos de la region, tales como: economias inestables, cambio monetario poco favorable, empobrecimiento creciente y ahondamiento de las diferencias sociales, dependencia económica y tecnológica, un mayor y progresivo porcentaje de la poblacion no puede acceder a una atencion medica adecuada puesto que los sistemas de salud públicos se hallan colapsados o desarticulados. http://www.linuxmed.fac.org.ar

[10] Fundamentación Antropológica del Concepto Calidad de Vida, Jorge h. Suardíaz. Desde una perspectiva antropológica, la salud no es un fin en sí misma, sino un medio al servicio de la realización de los propios proyectos de vida: un bien Inter subjetivo, no subjetivo.

, http://www.vitral.org/vitral/vitral60/bioet1.htm

[11] Psicoanalisis, Humanismo y Sociedad Actual. Dr. Ovidio D´Angelo Hernández. http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/cuba/angelo7.rtf

[12] La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Constitución de 1946, define salud como el estado de completo bienestar físico, mental, espiritual, emocional y social , y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. La salud implica que todas las necesidades fundamentales de las personas estén cubiertas: afectivas, sanitarias, nutricionales, sociales y culturales. http://www.cheesehosting.com/

[13] Mariano Fernández* y Yuli Makoukji. La Salud, construcción de un concepto. Universidad Central de Venezuela

n"2 Caracas enero-junio 2003

http://mfernaesp.googlepages.com/

[14] Ideales de salud y vida, Rev Cubana Salud Pública v.32 n.3 Ciudad de La Habana jul.-sep. 2006

http://scielo.sld.cu/

[15] El Concepto de Salud, Definición y Evolución, Marta Talavera. www.unal.edu.co/

[16] La parte de estas definiciones que no aparece en la bibliografía final (marcadas pos un asterisco) ha sido recopiladas Edgar Lopategui y publicada on-line, sin referencias bibliográficas exactas. Pueden consultarse en la página: http://www.saludmed.com

[17] http://ocw.innova.uned.es/ocwuniversia/educacion.

[18] Henrick Blum planteó desde 1971 que la salud es la resultante de un gran número de fuerzas o variables, las cuales él agrupa en cuatro categorías Ambiente, comportamiento, herencia y servicios de salud.

[19] Docente –investigador Universidad Nacional de Colombia.

[20] La salud en la agenda para la paz. Corporación Salud y Desarrollo. Bogotá – enero del 2000. p.9

[21] Mandato ciudadano por l paz . eclipse de la guerra. Guadalupe. Santa fe de bogota. 1998.

[22] Franco, Saul. El quinto: no matar. Contexto explicativo de a violencia e Colombia. Iepri- tercer mundo editores. P3. santa fe de bogota. 1990.

[23] Salud y paz. Ana Luisa Velandia Mora. Profesora facultad de enfermería. Universidad Nacional de Colombia . p.68

[24] .Aprendiendo a promover la salud. David Werner y Bill Coger. 1984.

[25] Gaitian , maria ceclilia. Dilema etico y derecho a la salud. Revista pestpestivas salud enfermedad- Tunja, UPTC-, VOL. 8.NO.2 MARZO 1994, PP 7-14. Tomado del libro , la salud en la agenda par ala apz. Corporación salud y desarrollo.